Hay muchas maneras de divertirse en la vida. Una de ellas consiste en ir a la aventura. Viajar sin saber qué te espera en el lugar de destino puede ser una excelente opción cuando de lo que se trata es de desconectar. Sin embargo, cuando lo que se está haciendo es comercio exterior y hablamos de exportar,es uno de los peores errores que se pueden cometer.

Más del 80% de las empresas españolas se aventuran en el mercado internacional y lanzan productos sin tener un plan predefinido, sin valorar qué países son prioritarios, que países son estratégicos y cuáles no,  y sin evaluar las ventajas e inconvenientes de exportar y lanzar sus productos a determinados países. ¿Las consecuencias? Inversiones millonarias sin retorno, incremento de los costes a todos los niveles, mal uso de los recursos propios (técnicos y humanos), y desperdicio de tiempo y dinero.

Datos de la OEC reflejan que España es la 15º mayor economía de exportación del mundo. Sin embargo, las empresas que más suelen exportar y las que disponen de recursos suficientes como para hacer comercio exterior de calidad son multinacionales o empresas de gran tamaño.

Las pequeñas y medianas empresas,en un alarde de imitar a los grandes y buscar una salida internacional a sus productos, así como a los productos de alimentación, bebidas, dulces, snacks, etc, han tratado de hacer comercio exterior sin estar preparados.

El director de Aproxyma, Francisco Morales asegura que si te vas a vivir a otro país un año seguro que antes de viajar te informarías sobre dónde vas a ir. Lo mismo ocurre con las empresas. A nadie se le pasaría por la cabeza lanzar sus productos en otro país sin conocer qué va a suceder. Después de todos los años y el esfuerzo que te ha llevado levantar tu empresa… Por eso es tan importante“pisar el terreno donde se generan los negocios”.

Carencias de las pymes en comercio exterior: que hacer cuando ha llegado la hora de exportar

No es fácil acertar cuando vas con tus productos a otro país, a pesar de toda la ilusión y ganas que se pone en ello. Algunas de las principales carencias que se detectan en las pymes que han intentado exportar o internacionalizar sus productos es la falta de conocimiento del entorno o lugar al que se dirigen,con qué clientes hacer negocios y a través de qué canales, y tener personal que hable idiomas. El conocimiento de los idiomas es clave a la hora de exportar productos de alimentación a otros países por ejemplo. ¿Cómo piensanegociar y comunicarse adecuadamente con clientes o importadoresde otros países que hablen inglés, alemán y francés si no  maneja el idioma? Como piensa establecer la forma de pago? Como va a enviar su producto y a través de qué medio de transporte?  Como va a valor el riesgo de ese cliente o país? ¿Cómo va a hacer llegar sus productos a las estanterías y lineales de más de 15 países? Y sobre todo, como piensa cobrar antes de que haya vendido su producto a alguien que no conoce en la otra punta del mundo?

Para una empresa que decida dar el paso a exportar, la preparación técnica de la compañía también es fundamental. ¿Y cuáles son los conocimientos que la empresa debe tener sobre el mercado exterior al que se piensa dirigir? Por ejemplo, si tiene que preparar fichas logísticas de su producto,  fichas técnicas de calidad, tipo de envases y embalajes aceptados en otros mercados, si tiene que dar de alta sus productos para poder acceder a otros países, entre otros.

A menudo en Aproxyma, cuando asesoramos en exportación y  comercio exterior a pymes, nos damos cuenta de que muchas empresas adolecen de los conocimientos necesarios sobre mercados exteriores, operativa de la exportación, seguridad en los pagos, logística, y en gran medida no porque su personal no sea bueno, sino simplemente porque la mayoría de las empresas no han pisado el terreno donde se generan los negocios.

Y si a eso se le añade que en internacional lo importante no es vender, sino cobrar, y que hay empresas que envían sus productos al exterior por el mero hecho de recibir el pedido sin valorar los riesgosque ello implica y sin emplear métodos de cobro seguros que eviten las posibles estafas, el problema se acrecienta.

Una solución: una consultoría de comercio exterior y asesoramiento en exportación especializado.

Ya que ir a la aventura es un grave error en comercio exterior, una solución para las pymes que desean abrir mercado en otros países es optar por los servicios de alguien especializado en asesoramiento en exportación o una consultoría tangible de comercio exterior. Muchas empresas no pueden permitirse el tener un departamento de exportación, y las que lo tienes muchas veces van dando palos de ciego, por lo que la mejor manera de ahorrar costes es dejar que te ayuden personas que han vivido y trabajado durante años en múltiples países.

En ese sentido, un asesor especializado en exportación se encargará de elaborar un plan de exportación enfocado en indicarle a qué países debe ir, con qué medios, como lograr ventas y pedidos lo antes posible, le ayudará a llevarlo a cabo, a gestionar las subvenciones y ayudas públicas a las que pueda optar, a identificar clientes en más de 80 países y a exportar sus productos a los países prioritarios y más adecuados, entre otras cuestiones.

Si tú también tienes una empresa que está deseando conseguir más ventas y beneficios en otros países y diversificar riesgos, ¡adelante! Esta es tu oportunidad de oro. Cuenta con Aproxyma para hacer crecer tu negocio.

¡Acelera tu empresa!

X