¿Exportar o no exportar fuera de España? ¿Es exportable tu producto? Vaya pregunta, pensarás, pero como bien sabemos desde Aproxyma, una cosa es tener un producto, otra muy distinta que el producto sea exportable y en último lugar que sea “vendible “en el país objetivo de tu labor comercial en exportación.

Y es que nuestra experiencia nos dice que en algunos países hay productos que tiene una buena aceptación y en otros no parecen funcionar.

“Somos la misma empresa, las mismas personas, los mismos productos, ¿qué está fallando?». Por más que le das vueltas a la cabeza no consigues encontrar la solución. Es normal, necesitas un poco de ayuda de expertos en mercados internacionales, como somos por aquí. Y es que si no se falla en promoción, se asiste a ferias, se adaptan los soportes comerciales como catálogos, web etc…. entonces el problema parece estar en otro ámbito.

Exportar o no el producto

Una de las fases de análisis es estudiar la competencia y recabar información directa del mercado. Ahí es donde seguramente recibiremos las primeras señales de estar cerca de saber que ocurre. Tal vez lo que falle es tu producto.

Resulta curioso como lo más básico, lo esencial en la venta , a parte de la relación con el cliente, que es el producto no había sido objeto de un estudio pormenorizado, todo el mundo dio por seguro que el producto funcionaba porque funciona en todas partes.

Para tratar de evitar este tipo de circunstancias que son bastante más comunes de lo que creemos, hemos de considerar ciertos puntos.

  • Nunca des por supuesto que tu producto funcionará en cualquier país. Los países son muy complejos y a pesar de la globalización, las diferencias en algunos países no dejan de ser importantes.
  • Estudia convenientemente el mercado. A pesar de lo que puedas creer, analizar antes que actuar lejos de retrasarte o de suponer un coste extra, la fase de análisis te ayudara a recabar mucha información y a tomar tus decisiones con mayor criterio, reducirás incertidumbre.
  • Los competidores son siempre una gran fuente de información, utilizarla. Estudia tu competencia, mira que venden en ese país, compara tu producto con el que ellos comercializan, este ejercicio es sencillo y te dará mucha información.
  • Visita el país sin ánimo de vender, ahora estas solo aprendiendo. Así que averigua por ejemplo si hay una feria local y acude como visitante, allí puedes aprovechar alguna reunión para recabar información y hacer un pequeño test de mercado con el que sacar conclusiones.
  • Atento a regulaciones y otras trabas como aranceles, etc. Antes de nada es conveniente conocer los requisitos legales y administrativos que requiera la comercialización del producto, si existen barreras arancelarias, etc.
  • Y por último , si ves que no vas a tener suficiente nivel competitivo, consulta a los expertos de Aproxyma. Aquí te podemos indicar si es o no adecuado entrar en un país o centrarse en cambiar de producto.

X